10 BENEFICIOS DEL CONSUMO MODERADO DE VINO

Comments off 1658 Views2


Hay multitud de estudios científicos que demuestran los beneficios que tiene para nuestra salud el consumo moderado de vino. Concretamente de vino tinto. Una copa al día en la comida o la cena repercute de manera positiva -y preventiva- en nuestra salud. Siempre y cuando estemos hablando, como decimos, de un consumo moderado.

FIVIN, la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición, se hace eco regularmente de muchos de estos estudios sobre los beneficios que el vino tiene para nuestra salud, entre los que destacan la prevención del deterioro cognitivo; la reducción de la mortalidad en pacientes de Alzhemimer leve; beneficios en la reducción del riesgo de cáncer y úlceras gastroduodenales; la mejora de la salud dental y la prevención de caries… Te contamos estos y otros beneficios de uno de nuestros productos más preciados: el vino tinto.

1. Ayuda a luchar contra la grasa

Pese a que el vino contiene siete calorías por gramo, en dosis moderadas contribuye a reducir la obesidad. Y es que, según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el vino activa un gen que impide que se formen las células de grasa y que estimula las ya existentes para depurarlas y poder ir eliminándolas progresivamente.

2. Mejoras de las funciones del cerebro

Son muchos los estudios que demuestran las mejoras del funcionamiento del cerebro, previniendo además demencias y enfermedades degenerativas. Los científicos creen que puede deberse a la presencia de antioxidantes en el vino, que reducen la inflamación y mejoran el riego sanguíneo.

3. Adiós a las infecciones bucales

Algunos de los compuestos presentes en el vivo ayudan a frenar el crecimiento de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, y controlan los problemas asociados a la gengivitis.

4. Reduce el riesgo de cáncer

Esto se debe a las propiedades antioxidantes del vino, que ayudan a bloquear el crecimiento de células cancerígenas, responsables, entre otros, del cáncer de pulmón o del cáncer de mama en el caso de las mujeres. En este último, podría deberse también al resveratrol, que frena los efectos de los estrógenos. En el caso de los hombres, queda demostrado que en aquellos que lo consumen habitualmente y de forma moderada a partir de los 40 años, se reducen a la mitad los diagnósticos de cáncer de próstata.

vino_tinto_aribau_025. Mejora la salud cardíaca

Gracias a que el vino tinto es muy rico en vitamina E, una copa al día ayuda a limpiar nuestra sangre, evitando la formación de coágulos y protegiendo los tejidos de los vasos sanguíneos, ayudando además a prevenir las complicaciones cardiovasculares.

6. Y ayuda cuidar el colesterol

De nuevo gracias el resveratrol. Esta sustancia rica en antioxidantes contribuye a aumentar los niveles de colesterol “bueno”, contrarrestando el aumento del denominado colesterol “malo”.

7. Previene las infecciones urinarias

Gracias a sus mencionadas propiedades antioxidantes y astringentes, evita que las bacterias se adhieran a la vejiga y los riñones, optimizando su depuración.

8. Nos ayuda a relajarnos

Según un estudio de la Universidad de California, gracias al vino, nuestro cuerpo libera endorfinas que son las responsables de proporcionarnos una sensación de placer que nos ayuda a relajarnos. Al parecer, incluso la luz ambiental puede influir: si es roja o azul, el placer y el sabor del vino serán más intensos que si la luz es verde o blanca.

9. … Y a combatir el cansancio

El resveratrol de la uva disminuye las consecuencias negativas de la vida sedentaria, según una investigación publicada en The FASEB Journal. Además, es precisamente esta sustancia la que mejora nuestra situación en días en que nos sentimos más cansados o apáticos.

10. Nos ayuda a disfrutar más de las comidas

No sólo porque sea un acompañamiento perfecto, sino porque sus propiedades astringentes intensifican el sabor de las comidas, a la vez que reducen la sensación de grasa causada por alimentos como las carnes rojas.