2017, UN BUEN AÑO PARA EL VINO CON DO EN ESPAÑA

Comments off 66 Views0


Ahora que arranca un nuevo año es buen momento para hacer balance de lo que el pasado nos ha dejado. Y por lo que respecta al mundo del vino, podríamos decir que no ha sido un mal año, especialmente para el vino con denominación de origen.

Según los datos ofrecidos por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), en el primer semestre de 2017, las ventas de vino con DO representaron el 73% de la facturación total del vino en España, lo que supone un 47,4% del volumen total de vino vendido en el mercado interior.

Por categorías, los vinos tranquilos se llevan la mejor parte del pastel, con unas ventas que superan los 76 millones de litros. Los vinos espumosos con DO, por su parte, se disparan y crecen un 18%, mientras que los vinos de aguja y los vinos de licor (siempre con DO) vieron reducido su consumo en un 22 y un 7% respectivamente.

Dentro de la categoría de vinos tranquilos, el vino tinto es el más consumido, con un 75% del total vendido, lo cual equivale a casi 60 millones de litros. Le sigue, aunque de lejos, el vino blanco, que sube hasta los 16,4 millones de litros, y ya a más distancia el vino rosado que, pese a sus escasos 3 millones de litros, va ganando presencia en las mesas, con una subida del 10,3%.

Según comentan desde el OEMV, pese a los buenos datos de las ventas de vinos con denominación de origen, el consumo de vino en España ha sufrido un ligero descenso. Esto es debido a que se han reducido las compras de vinos sin denominación, lo cual afecta de manera directa a las cifras de consumo global. Pero incluso en este descenso encontramos algo positivo, y es que, por primera vez en cuatro décadas, el consumo interno ha frenado su caída para situarse en 21 litros por persona y año.

Las razones que justifican este buen momento del vino en España son múltiples según los expertos, pero muchos aseguran que la amplia oferta, el cuidado en el etiquetado y el mejor servicio en la restauración son algunas de las claves para entender este repunte del mundo del vino.

Sea como sea, desde Aribau celebramos los buenos datos y esperamos que este 2018 sirva para seguir incrementando las ventas de vino, una bebida que es parte indivisible de nuestra cultura y de nuestra gastronomía.