5 LOCALES PARA BRINDAR CON ‘TRONAT’

Comments off 1484 Views2


Con este frío no apetece ni salir de casa. Sin embargo, cuando llega el fin de semana, todos necesitamos airearnos un poco, y salir a comer o a cenar con los amigos es siempre un buen plan.

Para hacerte la selección de restaurante un poco más fácil, y dando por supuesto que eres un amante del vino, vamos a recomendarte 5 locales de Barcelona en los que podrás disfrutar de Tronat tinto, un vino intenso y con cuerpo que, junto con un buen asado, te ayudará a entrar en calor. Así pues, empecemos por la carne:

1- Pura Brasa (Paseo Torres i Bages, 59-61)

purabrasa-sant-andreu-aribauSituado en plano barrio de Sant Andreu, Pura Brasa es un restaurante que ofrece cocina a la brasa tradicional, pero en versión renovada, con platos que sorprenden por su originalidad y gusto. Un restaurante ideal para disfrutar en familia o con amigos, en un ambiente amplio, agradable y moderno. ¿Especialidad? Las carnes a la brasa, claro. Pero también hay embutidos, pescados a la brasa, tortillas…

2- Foc (Paseo Juan de Borbón, 66 bajos)

Un local joven y desenfadado que profesa un amor pleno por Latinoamérica. Esta pasión queda reflejada en su cocina, ofreciendo platos típicos de Perú, Brasil, Méjico o Argentina. Moqueca Bahiana, patacones, coxinhas… ¡Éxito garantizado!

FOC_LATIN_FOOD_TERRACE_MENU_aribau3- La Taverna del Bisbe (Avda. de la Catedral, 6)

En pleno corazón de Barcelona se encuentra este elegante restaurante por el que cada día pasan una larga lista de turistas y barceloneses. Espacioso y luminoso, el restaurante cuenta también con un salón-bodega privado para unas 16 personas, un espacio ideal para alejarse del ruido de la ciudad y disfrutar del vino en buena compañía. ¿La comida? Tradicional mediterránea: desde arroces a pescados pasando por una gran variedad de tapas y entrantes.

4- El Ramblero (Pont del Treball Digne, 13)

Tras 35 años abiertos al público, en El Ramblero siguen apostando por un producto de primera calidad, maridado con una amplia bodega de vinos y cavas, entre los que podemos encontrar Tronat, tanto el tinto como su homónimo blanco. Cocina mediterránea a base de platos sencillos con toques de fusión. El risotto trufado con shiitake y parmesano, el solomillo de buey con salsa de setas al aroma de trufa o el caldero de arroz de pescado de roca son los platos estrella entre los asiduos.

el-ramblero-aribau5- Enovin (Casanovas, 16, Ripollet)

También hay vida fuera de la capital catalana. En este caso, nos vamos hasta Ripollet para acercarnos a Enovin, un local que empezó como almacén de vinos y ha evolucionado hasta convertirse en una taberna en la que disfrutar también de la gastronomía, ya sea en versión tapas o carnes a la brasa, la especialidad de la casa. Sin duda, una visita más que recomendable.