ACABA EL AÑO CON LOS VINOS DE ARIBAU

Comments off 101 Views0


Tic-tac, tic-tac… Todavía nos estamos recuperando de la cena de Navidad y San Esteban pero ya tenemos la vista puesta en la noche de Año Nuevo. Es momento de hacer balance del año que termina y marcarse nuevos objetivos de cara al 2019, pero también es momento de disfrutar con la familia y los amigos, y desde Aribau estamos convencidos que la selección de vinos que os proponemos os ayudarán a comenzar el año de la mejor manera posible.

Empezamos la cena con el vermut Bertsolari

El vermut Bertsolari nace como homenaje a la cultura vasca y al saber popular, concretamente a los “bertsolaris”, trovadores que se dedican a componer y cantar versos en euskera basándose en la improvisación. El vermut está aromatizado y preparado a base de vino, azúcar, alcohol y una maceración de diferentes botánicos donde destaca la artemisia o ajenjo, dando como resultado un característico sabor dulce, amargo y aromático, tan apreciado para tomar durante el aperitivo. Su aroma invita a dedicar unos momentos en descifrar sus matices y su sabor incita a disfrutar del inicio de la cena con tranquilidad.

Damos paso al primer plato y al Saltimbanqui

La mesa está llena de platos para picar: croquetas, tostaditas con foie o salmón, embutidos, almejas, langostinos a la plancha… y, ¿qué mejor que acompañarlo con un vino blanco como el Saltimbanqui? Un vino joven con señal de identidad propia de Aribau que pertenece a la D.O. Rueda. El Saltimbanqui tiene aromas varietales, notas de mucha fruta blanca y final con toques tropicales. Tiene buena entrada en boca, es ligero y sedoso. Como su nombre y su etiqueta demuestran, es un vino divertido que hace honor a los “saltimbanquis” de la época medieval, que mostraban sus acrobacias en medio de cualquier escenario improvisado. Esto quiere significar que la noche se va animando…

Acompañamos la carne con el Mar Salada Tinto

Llega el plato fuerte de la noche que, como en muchas mesas, será carne. Hay muchas opciones para maridar este plato, pero desde Aribau os proponemos el Mar Salada Tinto. Este vino, perteneciente a la D.O. Catalunya, tiene aromas intensos que seducen con sus notas de frutos rojos y negros. Es un vino suave y equilibrado que en boca presenta un postgusto largo. Como decimos, es ideal para carnes rojas y blancas, tanto guisadas como asadas. Pero si en la mesa tenéis platos con setas o caracoles,  estaréis apostando por un acierto seguro.

Llegan los postres con el vino I Tant Rosado

Se suele decir que el vino rosado casa con platos ligeros, como ensaladas, o con algún plato de pasta o paella. Pero, de hecho, los vinos rosados ​​son una buena opción para maridar algún tipo de postre, gracias a su sabor afrutado, ligero y fresco. Acompaña los postres de la última noche del año con el vino I Tant de la D.O. Terra Alta. Es un vino basado en garnacha negra, ideal para todos los públicos. Huye del típico aroma de caramelo de fresa, presente en la mayoría de rosados ​​del mercado. En boca encontramos ligereza y expresión de fruta roja que da un tacto cremoso para equilibrar las sensaciones ácidas. ¡Acabarás la cena con muy buen sabor de boca!

 

Y ahora sí… ¡Brindemos todos por el nuevo año 2019!