BODEGAS GRUPO YLLERA, HACIENDO HISTORIA EN LA DO RUEDA DESDE 1970

Comments off 226 Views0


La familia Yllera, además de miembros fundadores de la Denominación de Origen Rueda, fueron pioneros en la elaboración de vino blanco a base de uva Verdejo, allá por 1970, año en que fueron fundadas las Bodegas Grupo Yllera.

De los primeros blancos de Verdejo con la DO Rueda, las bodegas han pasado a elaborar ahora vinos en algunas de las zonas más exclusivas de España en lo que a producción vinícola se refiere. Así, las bodegas cuentan con viñedos propios en la DO Ribera del Duero, DO Toro y DOCa Rioja, en donde elaboran vinos tintos con un marcado carácter propio.

Otro de los elementos que caracteriza a las bodegas del Grupo Yllera es la modernización de sus instalaciones, que cuentan con actualizados equipos de climatización para las naves y depósitos, facilitando así la conservación de los vinos; laboratorios dotados con los más avanzados equipos de análisis y seguimiento, asegurando la máxima calidad del vino; modernas plantas de embotellado con los medios de control más avanzados y con capacidad para adaptarse a múltiples presentaciones y formatos; además de los más actuales sistemas de producción disponibles en el mercado.

Y pese a esta modernización, en el grupo siguen teniendo claro que, al final, lo más importante son las viñas. Sólo con una buena selección de uvas es posible elaborar los mejores vinos. Por eso, además de contar con 100ha de viñedos propios, en el grupo trabajan con viticultores de cada una de las zonas en las que producen vinos, a quienes compran uvas de parcelas supervisadas previamente por el equipo de la bodega.

Yllera 5.5 Frizzante Verdejo

La modernización del grupo ha llegado también a la producción con la salida al mercado de la gama Yllera 5.5 Frizzante, revolucionando de nuevo el mercado con la creación de una nueva categoría de vinos en España.

Yllera 5.5 Frizzante Verdejo es un vino fresco, dulce y ácido a la vez, y que casi se asemeja más a un refresco, incluso también en la presentación. Se trata de un vino de color amarillo pajizo con aromas a manzana verde, y notas cítricas y minerales, clásicas del mosto de la uva Verdejo. En boca es muy potente, con sabores dulces y una punta de acidez que le aportan frescura y nervio. Su final dulzón y persistente lo hacen especialmente recomendable para tomar con postres. Eso sí, lo más importante es servirlo bien fresquito: 5º es, según sus productores, la temperatura de consumo ideal.