‘CARRASVIÑAS DORADO’, DE BODEGAS FÉLIX LORENZO CACHAZO

Comments off 135 Views0


Carrasviñas Dorado es un homenaje a los orígenes de la bodega Félix Lorenzo Cachazo. Un vino blanco de Verdejo y Palomino Fino, elaborado como lo han hecho los antepasados de la familia durante generaciones. El vino, después del proceso de fermentación, es envasado en garrafas de cristal conocidas como damajuanas, y permanece a la intemperie durante 18 meses, sometido así a las extremas condiciones meteorológicas de los inviernos y los veranos castellanos.

Durante este tiempo realiza la denominada crianza oxidativa, que es la que le confiere al vino su característico color dorado. Pasados estos 18 meses, el vino pasa a barricas de roble donde permanece al menos 2 años más antes de su comercialización.

Amparado bajo la Denominación de Origen Rueda, Carrasviñas Dorado es un vino limpio y brillante, de una alta graduación alcohólica (15%). Esta es fácilmente detectable en la fase olfativa de la cata. En esta fase también se detecta la crianza oxidativa, así como las sensaciones aportadas por el roble, con matices aromáticos de frutos secos y fondos tostados.

Ya en boca se muestra glicérico, con una amplia gama de sabores a frutos secos, fondos tostados y una importante complejidad aportada por su larga oxidación en madera. Es un vino largo, graso y especiado, ideal para maridar con quesos azules y risottos potentes.

 

Sobre la bodega

Bodegas Félix Lorenzo Cachazo es una bodega de tradición familiar fundada en 1946. Félix Lorenzo Cachazo, uno de los 8 fundadores de la Denominación de Origen Rueda, es la quinta generación de la familia y quien ha modernizado sus elaboraciones gracias a la construcción de una nueva bodega, una cuidada selección de viñedos y la apertura de nuevos mercados internacionales.