¿CUÁNTO DURA UNA BOTELLA DE VINO ABIERTA?

Comments off 3156 Views0


Seguro que más de uno se habrá encontrado en esta situación: te apetece un montón tomarte una copa de vino, pero no tienes ninguno abierto. ¿Abrir una botella sólo para tomarme una copa? ¿Y luego qué? ¿Hasta cuándo se me va a quedar abierto en la nevera?

Ante una situación de este tipo, siempre nos asaltan las mismas dudas: cuánto tiempo aguanta el vino en buenas condiciones una vez abierto, si hay que guardarlo o no en la nevera, si hay que taparlo con su corcho…

Para ir despejando dudas, hagamos un poco de divulgación. Un vino, con solo abrirlo, ya comienza a deteriorarse. Pero, ¿qué es exactamente lo que hace que el vino vaya perdiendo cualidades? El causante principal es el oxígeno. Al abrir una botella de vino, el oxígeno entra en contacto con el vino y a partir de ese preciso momento comienza lo que se denomina ‘proceso de oxidación del vino’, una reacción química que hace que el vino vaya perdiendo sabor, aroma y, en definitiva, calidad.

Dependiendo del tipo de vino, éste nos aguantará más o menos días. Los vinos jóvenes pueden durar algo más que los vinos más viejos, y los vinos blancos y rosados durarán menos que los tintos. ¡Y ya ni hablar de los espumosos! Estos mejor bebérselos en el mismo día porque, sentimos decepcionaros, el truco de la cucharita no sirve.

¿Qué podemos hacer para que se conserve de la mejor manera posible?

  • El vino hay que guardarlo tapado

¿Se puede guardar con su corcho original? Sí, se puede, aunque no es lo más recomendado, ya que este tapón no evitará que haya aire dentro de la botella. Lo ideal sería hacernos con una bomba de vacío. Son aparatos que vienen junto a unos tapones de silicona y que permiten extraer todo el aire de dentro de la botella, para que esta quede cerrada de la manera más hermética posible.

  • Conservar la botella en un lugar oscuro y fresco

Lo más importante es que el vino no esté expuesto a la luz, especialmente a la luz solar, para evitar que se continúe oxidando. También es fundamental la temperatura ambiente, que debe ser lo más fresca posible y no superar nunca los 22º. Teniendo estos factores en cuenta, lo mejor será guardarlo en la nevera. No es lo ideal porque refrigerar el vino puede hacer que éste pierda cualidades, pero a temperatura ambiente el proceso de deterioro es más rápido. Eso sí, en el caso del vino tinto, recuerda sacarlo de la nevera un rato antes de tomarlo para que vaya aclimatándose.

  • ¿Hay que guardarlo en posición horizontal?

Pues, pese a que es lo más extendido, lo cierto es que es un error. Lo ideal es guardar la botella en posición vertical porque de este modo reduciremos un poco más el posible contacto del vino con el aire.

  • ¿De cuántos días estamos hablando?

Generalizando, y por aquello de dar un número aproximado, los vinos blancos y rosados nos aguantarán unos tres días abiertos, mientras que un vino tino no durará más allá de una semana. Eso sí, recuerda que siempre podrás usarlo para cocinar.