EN LA ÚLTIMA CENA DEL AÑO, BRINDA CON ARIBAU

Comments off 303 Views0


A punto estamos de cerrar un año más. 2017 se marcha y llega el momento de dar la bienvenida al 2018, un año que esperamos venga cargado de todo lo mejor para vosotros y los vuestros. Y como en Aribau pensamos que no hay mejor manera de entrar en un nuevo año que brindando, hemos decidido proponeros una selección de nuestros vinos para acompañaros en una noche tan especial.

Arranquemos con un vermut: ¡Musugorri para todos!

Porque nos gusta como vermut y porque nos gusta como proyecto. Musugorri nos ha dado infinidad de alegrías desde que vio la luz, y este año hemos hecho entrega de nuestro primer cheque solidario, con toda la felicidad que eso comporta. Y como queremos que esa felicidad sea extensiva a todos vosotros, os proponemos que empecéis la última cena del año brindando con él. Un vermut que se elabora de manera tradicional y 100% natural, y cuyo suave amargor junto al delicado dulzor hacen de él un vermut equilibrado y persistente. Perfecto para ir abriendo boca antes de sentarse a la mesa.

Seguimos con el blanco: llega La Descarada

Otro de nuestros proyectos más personales es La Descarada. Ella también nos ha dado muchísimas alegrías, así que no podía faltar en una cita tan importante. Un vino blanco joven, floral y fresco, con Denominación de Origen Penedès, y elaborado a base de Moscatel, Sauvignon Blanc y Gewürztraminer, que será el acompañante perfecto para esos estupendos langostinos a la plancha y esas tablas de queso que abrirán la cena. Y, por supuesto, si tu plato principal es pescado, te asegurarás de que estará perfectamente acompañado.

Llega la carne, abramos un Tronat tinto

Si tus comensales son más de carne, llega el turno de pasarse al tinto. Y este año te proponemos que brindes con nuestro vino más loco. Tronat tinto es un vino elaborado a base de Merlot, Garnacha y Cariñena, y con Denominación de Origen Empordà, que será ideal para acompañar el plato estrella de la cena, si es que has optado por la carne. El paso por barrica le proporciona un fondo torrefacto y especiado que hace que resulte intenso en el paladar, y favorece un final persistente en boca. Vamos, el compañero ideal para el cordero asado que tanto se estila por estas fechas.

Y con las uvas, ¡que no falte el cava! 

Porque, ¿qué sería de un final/inicio de año sin uvas y cava? Es una de esas tradiciones tan nuestras que hay que asegurarse por todos los medios de que no se pierda. 12 uvas, una copa de Mar Salada, y a brindar por un nuevo año que, desde Aribau, deseamos que venga cargado de nuevos proyectos, y que podamos compartirlos juntos.

¡Alcemos la copa y brindemos! ¡Feliz 2018!