FINCA ANTIGUA, UN EJEMPLO DE INTEGRACIÓN EN EL PAISAJE

Comments off 60 Views0


La bodega Finca Antigua, situada entre las provincias de Cuenca y Toledo, es el resultado de la búsqueda de Familia Martínez Bujanda de diversificar el negocio bodeguero original de Rioja.

Ubicada en plena ruta de Don Quijote, esta bodega se alza como un gran edificio perfectamente integrado en el paisaje. Formado por tres grandes cajas de acero, piedra -obtenida de la misma finca- y cemento, es una bodega absolutamente funcional y respetuosa con el medio. Un edificio contemporáneo y eficiente, y coherente con el estilo de vinos de la bodega. En su interior, las últimas innovaciones tecnológicas conviven con el respeto y el mimo artesanal en la producción del vino.

La bodega, que era inaugurada en 2003, recibe su nombre de las viñas antiguas que se encontraban plantadas en la propiedad en el momento de la adquisición por Familia Martínez Bujanda. En la actualidad, el viñedo está estructurado en 40 parcelas diferentes en las que se cultivan y se vendimian por separado las diferentes uvas con las que trabaja la bodega, y que van desde las autóctonas Viura, Garnacha, Tempranillo y Moscatel, a las internacionales Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Syrah. Con ellas se elabora la colección de vinos monovarietales con crianza de Finca Antigua.

 

Petit Verdot

Uno de esos vinos monovarietales es este Petit Verdot. Con 8 meses de envejecimiento en barrica de roble francés, Petit Verdot es un vino limpio y brillante.

De intenso color púrpura, es un vino con aromas a lila, moras y cilantro junto a toques de sotobosque. Además, la crianza en barrica le aporta ligeras notas lácteas, caja de puros y ebanistería.

Elegante y sugestivo, en boca se presenta estructurado, suave y fino, lo que lo hace ideal para ser maridado con quesos curados de oveja y cabra, carnes de cordero y cabrito al horno o, como maridaje curioso, con magret de pato a la plancha.