¿QUÉ SON LOS VINOS VEGANOS?

Comments off 470 Views0


La producción de vinos aptos para veganos comienza a ser una realidad cada vez más frecuente entre las bodegas. El veganismo es un estilo de vida que crece año tras año y, por tanto, cubrir sus necesidades se ha convertido en la prioridad de muchos productores de alimentación y, claro, también de vinos.

¿Pero qué es realmente un vino vegano? De entrada, habría que empezar definiendo qué es el veganismo. Y es que estamos hablando de un estilo de vida que no solo está relacionado con la alimentación. Por lo que respecta a esta, los veganos no solo no comen carne o pescado (principal diferencia con los vegetarianos) sino que no comen ningún producto de origen animal o derivados del mismo. Pero, como decimos, el estilo de vida vegano no solo afecta a la alimentación sino también a los hábitos sociales y de consumo en general. Es decir, también se tienen en cuenta aspectos como que los proveedores demuestren sensibilidad por la sostenibilidad medioambiental o que en los procesos productivos no estén involucrados animales.

Dicho esto, hay quien podría preguntarse cómo es posible que existan vinos no veganos teniendo en cuenta que no es trata de un producto ni derivado ni de origen animal. Pues bien, la clave está el proceso de elaboración del vino y más concretamente en su proceso de clarificación, es decir, el proceso al que se somete el vino para limpiarlo y eliminar impurezas antes de ser embotellado.

En este proceso es habitual usar productos como la albúmina de huevo, la caseína (proteína derivada de la leche), gelatina obtenida de cartílagos de animales -especialmente pescado- o la ictiocola, que se obtiene de la vejiga de algunos peces. Todos ellos son productos de origen animal que hacen que los vinos no sean aptos para el consumo vegano.

Como decíamos, el aumento del interés por el estilo de vida vegano está haciendo que cada vez más bodegas opten por usar otro tipo de productos en la clarificación de algunos de sus vinos que hagan que estos sean aptos para veganos. Así, cada vez es más habitual usar clarificantes a base de proteínas procedentes de alimentos como el trigo, la patata o los guisantes. Uno de los más utilizados es la Bentonita, una especie de polvo de arcilla que se usa sobre todo en la producción de vinos blancos.

De momento, en Europa, no existe aún una legislación específica para el veganismo que indique qué requisitos debe cumplir un vino para ser certificado como vegano. Para su seguridad, los consumidores pueden guiarse por el sello V-Label, un sello de certificación que otorgan la European Vegetarian Union, la asociación The Vegan Society y, en España, la Unión Vegetariana Española. En el caso concreto del vino, el sello V-Label certifica que durante el proceso de elaboración del mismo no se han utilizado ni partes ni derivados de animales.