¿QUÉ TENDENCIAS SE IMPONDRÁN EN EL MUNDO DEL VINO HASTA 2020?

Comments off 159 Views1


Sopexa, agencia internacional de comunicación y marketing especializada en el sector de la alimentación y bebidas, acaba de presentar las conclusiones de la Wine Trade Monitor 2018, el informe que la agencia realiza cada año a partir de encuestas hechas a profesionales del mundo del vino, y que intenta sentar las bases de lo que serán las tendencias del sector en los próximos años.

El informe de este año se ha centrado en seis países: Bélgica, Canadá, China, Estados Unidos, Hong Kong y Japón. Y entre los profesionales de estos países, a la pregunta de qué vinos son los más valorados, la respuesta vuelve a ser los vinos franceses, seguidos cada vez más de cerca por los vinos italianos y los españoles, con un 71%. Por lo que respecta a ventas, para el 30% de los encuestados los vinos españoles estarán en el Top 3 de aquí a 2020.

Si hablamos de imagen y reputación, los vinos franceses, de nuevo, son los que gozan de mejor puntuación, si bien es cierto que los vinos españoles son valorados por su atractivo precio. Sin embargo, a la hora de hablar de envases, las opiniones varían mucho de unos países a otros. Mientras que en los países asiáticos siguen prefiriendo el vino embotellado, formatos alternativos como el Bag in Box o las latas son bien vistos en Norteamérica, con un apoyo de más del 40%.

Las diferencias entre los países asiáticos y Norteamérica son también patentes en lo que a etiquetas se refiere. Mientras que para los profesionales japoneses las etiquetas interactivas son más atractivas porque garantizan al consumidor la autenticidad y la trazabilidad del producto, para los norteamericanos estas etiquetas generan dudas, y prefieren las etiquetas clásicas.

Los que triunfan a nivel mundial son los vinos ecológicos, que se sitúan por primera vez en el Top 3 de categorías más prometedoras. Así mismo, los productos locales son altamente valorados y en especial los de las denominaciones de origen clásicas francesas -Burdeos, Languedoc, Côtes du Rhône y Borgoña- para los tintos; y los de Marlborough (Nueva Zelanda) para los blancos. Por lo que respecta a las denominaciones de origen españolas, Rioja y Rueda siguen siendo las que ocupan los primeros puestos en tintos y blancos respectivamente.

También los rosados continúan con su apogeo, especialmente entre los norteamericanos y aquellos con denominación de origen de la Provenza-Córcega. ¿Y qué hay de las variedades? Pues las cuatro variedades clásicas siguen siendo las que dominan el sector y las preferidas por los profesionales: Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Pinot Noir y Merlot.