SÉPTIMA, UNA BODEGA A LOS PIES DE LOS ANDES

Comments off 470 Views1


La Bodega Séptima recibe este nombre por ser la séptima incorporación al grupo Codorníu Raventós. Situada en Mendoza (Argentina), la bodega se encuentra a los pies de la cordillera de los Andes, en la región vinícola más importante del país.

Las 360 hectáreas de la bodega se encuentran a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar, en una finca que rodea a la bodega al más puro estilo Chateaux francés. Las viñas son cuidadas con mimo, de manera manual e individualizada. Además, al estar tan próximas a la bodega, se minimiza el tiempo de traslado de la uva, preservando así su calidad, y dando lugar a vinos de alta gama, con numerosos reconocimientos en prensa y concursos internacionales.

Los vinos

Séptima Malbec es un vino tinto elaborado 100% con uva Malbec. Con 6 meses de crianza, es un vino de color rojo rubí brillante, que presenta aromas como ciruela o higo entremezclados con vainilla. En boca combina densidad, dulzor y ligeros toques minerales, dejando un final largo y persistente. Si duda el compañero ideal para carnes rojas y de caza.

En contraposición encontramos Séptima Tardío, un vino dulce con crianza elaborado a base de  Gewurztraminer. Sus aromas recuerdan a rosas blancas y maracuyá, y en boca resulta elegante, untuoso y frutal, con un final que recuerda a nueces y almendras. Desde la bodega recomiendan servirlo bien frío, a unos 10º, para acompañar una buena onza de chocolate negro.

Otra de las joyas de la bodega es Séptima Gran Reserva, un vino tinto con 18 meses de crianza y un cupaje de Cabernet Sauvignon, Malbec y Tannat. De aromas elegantes a frutos rojos maduros, especias y toques florales que le aporta el Tannat, este vino de color rojo intenso es un vino de gran volumen, con sabores a tostados combinados con frutas, y con un final largo y persistente. A la hora de servirlo, se recomienda abrir la botella media hora antes para a asegurar una experiencia redonda.