TERRA DE FALANIS, VINOS CON INFLUENCIA DEL MEDITERRÁNEO

Comments off 146 Views0


En el año 2009 la bodega Ànima Negra, que nació en 1994 en Mallorca, decide crear una nueva línea de vinos con el fin de expresar unas características técnicas y conceptuales diferentes a las que hasta ahora tenían.

Así surgió el proyecto Terra de Falanis, de unos viñedos que, por su carácter, variedad y terruño no encajaban con los vinos de Ànima Negra, aunque el concepto de trabajar con variedades autóctonas y desarrollar una viticultura natural seguía siendo la esencia principal de ambos.

Terra de Falanis, que recibe el nombre que el historiador Miquel Barceló (Pereió) utilizaba para referirse a su pueblo Felanitx, pretende que sus vinos sean de carácter mediterráneo y por ello no sólo tienen vinos elaborados en Mallorca sino que abren la posibilidad de ampliar la gama de sus productos a otras zonas con influencia del Mediterráneo como Montsant o Costers del Segre. De esta manera, Terra de Falanis engloba diferentes comportamientos de una realidad afectada por el factor de la insularidad y continentalidad, por la acción del viento y la altura, de la amortiguación térmica del mar y el estrés térmico, etc .

Los vinos Terra de Falanis intentan expresar sus orígenes y transmitir autenticidad, pero sobre todo, lo que pretenden es no complicar al consumidor. Por eso sus vinos son jóvenes, afrutados, o en una palabra, son vinos fáciles hechos para disfrutar, celebrar y compartir.

La estética de sus etiquetas va en consonancia con lo que se quiere transmitir gracias a las decoraciones sofisticadas de la imagen, creadas por el dibujante de cómics y guionista mallorquín, Pere Joan, y al uso de onomatopeyas, que intenta ser un recuerdo a los orígenes y a la simplicidad del lenguaje imitando sonidos espontáneos de nuestro entorno.

Muac !, el primer vino de Terra de Falanis

Muac! es el ejemplo de lo que Terra de Falanis quiere expresar al consumidor, un vino de presentación desenfadada que es fácilmente reconocible por el público. Un tinto con crianza de 7 meses en barricas de roble francés de la IGP Vino de la Tierra de Mallorca formado por las variedades de Callet, Mantonegro y Cabernet Sauvignon. Elaborado siguiendo los sistemas de cultivo tradicionales, es expresivo y presenta sutiles aromas afrutados. En boca es equilibrado y fresco.