‘VIÑA POMAL BLANCO’, DE BODEGAS BILBAÍNAS

Comments off 246 Views0


Viña Pomal Blanco es un buen reflejo de la tradición vitivinícola de La Rioja Alta en la elaboración de vinos blancos frescos y equilibrados.

La finca en la que crecen las viñas de Viura y Malvasía con las que se elabora este vino se encuentra lindando con el río Ebro. Una zona limítrofe en la que confluyen las influencias atlánticas y mediterráneas que le aportan la finura y la expresión aromática a la uva.

Con un 70% de Viura y un 30% de Malvasía, la primera aporta la base del vino, dándole peso y sutileza, mientras que la Malvasía le da la chispa necesaria para que el vino gane frescura y elegancia.

El mosto con el que se elabora Viña Pomal Blanco fermenta en barricas nuevas de roble americano y francés (50/50) durante 4 meses en contacto con sus lías, de manera que el vino aumenta en complejidad y amplía su volumen en boca. El paso por botella durante un año más le hará ganar aún más complejidad.

El resultado final es un vino de color amarillo pálido con tonos grises y ligeramente acerados. En nariz es de una intensidad aromática alta, con recuerdos a piel de cítricos, hinojo, frutas de hueso y un ligero tostado que le otorga el paso por barrica. En boca tiene una entrada suave y con volumen.

Viña Pomal Blanco resulta un acompañante ideal para platos como pescados y mariscos, pero también para platos más suaves como verduras, cremas y quesos.

 

Sobre la bodega

Bodegas Bilbaínas cuenta con uno de los viñedos más extensos de toda La Rioja y sus orígenes se remontan a 1859, cuando Savignon Frère & Cie llegó a Haro huyendo de la filoxera. Fue en 1901 cuando la bodega adquirió el nombre actual, fruto de la compra por parte de un grupo de empresarios de Bilbao. Bodegas Bilbaínas cuenta además con una de las mayores superficies de calados subterráneos de La Rioja, construidos a finales del siglo XIX, y que constituyen uno de los grandes atractivos del grupo.