BODEGAS RAIMAT. MÁS DE 100 AÑOS INNOVANDO

Raimat es el resultado del sueño de una familia que, hace más de un siglo, decidió dar vida a unas tierras que eran consideradas un desierto inerte. Su historia se remonta a 1914, cuando Manuel Raventós i Doménech, propietario de Codorníu, adquiere unas tierras áridas e infértiles y las convierte en un mar de viñedos.

Se construyeron entonces más de 100 kilómetros de acequias para llevar el agua del Canal de Aragón hasta la finca, y conseguir así que aquellas desérticas tierras volvieran a ser fértiles. Además, la familia construyó también la primera y única colonia vitivinícola de Europa: más de 100 casas para los trabajadores y sus familias, almacenes, una iglesia, una escuela… todas las infraestructuras necesarias para dar vida a una zona que, hasta entonces, tan solo albergaba un viejo castillo en ruinas, originario de la Edad Media, y que actualmente es patrimonio de la bodega.

Leer más