Situada en un paraje privilegiado rodeada de viñedos y campos, Can Roda es un oasis natural junto a la ciudad de Barcelona ubicado en el parque natural de la Sierra de Marina, una cadena montañosa con una altitud moderada que nunca sobrepasa los 600 m de altitud.

El tiempo se detiene en la bodega de vino, gracias a su excelente estado de conservación y su cuidada decoración.

Situada en un paraje privilegiado rodeada de viñedos y campos, Can Roda es un oasis natural junto a la ciudad de Barcelona ubicado en el parque natural de la Sierra de Marina, una cadena montañosa con una altitud moderada que nunca sobrepasa los 600 m de altitud.

El tiempo se detiene en la bodega de vino, gracias a su excelente estado de conservación y su cuidada decoración.