ENATE es bodega y museo. Es al tiempo vinoteca y galería artística, y ha definido su personalidad en la exquisitez de ambas. De igual modo que resulta impensable una bodega sin vino, en ENATE asumimos que el arte era esencia de nuestra identidad. ENATE y arte, dos conceptos que nacen juntos y se enriquecen mutuamente, hermanados en su bodega a través de la pericia casi matemática del enólogo con la imprevisión del artista inspirado en la enología.

ENATE es bodega y museo. Es al tiempo vinoteca y galería artística, y ha definido su personalidad en la exquisitez de ambas. De igual modo que resulta impensable una bodega sin vino, en ENATE asumimos que el arte era esencia de nuestra identidad. ENATE y arte, dos conceptos que nacen juntos y se enriquecen mutuamente, hermanados en su bodega a través de la pericia casi matemática del enólogo con la imprevisión del artista inspirado en la enología.