Javier Sanz Viticultor cuenta con 104 hectáreas de viñedos en propiedad, lo que permite controlar todo el desarrollo de las plantas. Un meticuloso y riguroso trabajo en el campo para conseguir una uva de la mejor calidad, fiel a la filosofía de Javier Sanz Viticultor: intervenir lo mínimo posible en el proceso de elaboración. 

Javier Sanz Viticultor cuenta con 104 hectáreas de viñedos en propiedad, lo que permite controlar todo el desarrollo de las plantas. Un meticuloso y riguroso trabajo en el campo para conseguir una uva de la mejor calidad, fiel a la filosofía de Javier Sanz Viticultor: intervenir lo mínimo posible en el proceso de elaboración.