CELEBRA EL DÍA DE LA LOTERÍA CON UN CAVA PARA LA OCASIÓN

Comments off 2623 Views0


Y ya estamos de nuevo en el mismo escenario: se acaba el año, llegan las Navidades, las comidas familiares, los villancicos y ¡¡LA LOTERÍA!! El día 22 de diciembre es de esos que todos llevamos marcado en el calendario. Y es que, en mayor o menor medida, todos invertimos unos euros en décimos, participaciones del cole de los niños, del bar de la esquina e incluso del super.

A estas horas quizá ya seas millonario, o un poco más rico, o tengas para “tapar algún pequeño agujero” (un clásico). O puede que, como la gran mayoría, te hayas vuelto a quedar con esa de cara de ‘bueno, pero al menos tengo salud’.

Sea cual sea tu situación, hoy es un día para brindar. Por muchas razones: porque estamos en la antesala de la Navidad, porque pasaremos unos días disfrutando de amigos y familiares, porque vienen los Reyes o porque, sí, te ha tocado la lotería, ya lo sabemos…

Sea como sea, ¡que el cava no falte en tu mesa! Y para que así sea, vamos a darte dos opciones de esas que, en algún momento, deberían pasar por tu bodega particular. Y qué mejor que en estas fechas:

Jaume Codorníu, un homenaje a 450 años de historia

jaume-codorniu-botella-aribauJaume Codorníu es un cava hecho para rememorar la herencia de una tradición iniciada hace más de 450 años por Jaume de Codorníu. Un Gran Reserva de edición limitada -con botellas numeradas- elaborado como homenaje al origen y al terruño, y pensado para los auténticos apasionados del cava.

Se elabora con una selección de uvas de los mejores viñedos de Codorníu: Pinot Noir de la Conca de Barberà, Chardonnay de Segrià y Xarel·lo del Penedès.

A la hora de maridarlo, es un cava perfecto para pescados y mariscos cocinados, al igual que para aves, setas y algunos platos de carne.

reina_maria_cristina_aribau

 

Reina Maria Cristina, el primer cava Blanc de Noirs

El cava Reina María Cristina se elabora exclusivamente con la variedad tinta Pinot Noir procedente de viñedos propios que Codorníu cultiva desde hace 25 años en la Conca de Barberà, cuyo clima continental suave favorece el crecimiento de esta delicada uva.

Es un cava ideal cuando llegan los postres, pero también es un excelente acompañante de pescados a la sal, sushi o carpaccios. Incluso con el aperitivo y los entrantes será una muy buena alternativa.

Y recuerda, más allá de que en estas fechas toque brindar, siempre hay motivos para hacerlo. Tan solo hay que buscarlos en nuestro día a día.