PLANES DE ÚLTIMA HORA PARA SEMANA SANTA: DE RUTA ENOLÓGICA POR VIÑA POMAL

Comments off 1879 Views0


Si eres de los que aún no sabe qué va a hacer en Semana Santa, ¡no desesperes! Y, sobre todo, no te sientas solo: ¡no eres el único! Somos muchos los que dejamos para última hora los planes para estos días, y muchos los que lo hacen por el placer de improvisar.

Seas del grupo que seas, si no tienes nada pensado y te gusta el vino, te sugerimos una excursión enológica a La Rioja, y más concretamente a Haro, la que podríamos considerar la capital del vino de esta comunidad.

Entre la múltiple oferta de bodegas que encontrarás por la zona, vamos a recomendarte una: Bodegas Bilbaínas, uno de los viñedos más extensos de toda La Rioja. Los orígenes de esta bodega se remontan a 1859, cuando Savignon Frères & Cie llegó a Haro huyendo de la filoxera, una plaga que arrasó gran parte de los viñedos en Francia. Fue en 1901 cuando la bodega adquirió el nombre actual, fruto de la compra por parte de un grupo de empresarios de Bilbao.

Uno de los vinos de referencia de Bodegas Bilbaínas es Viña Pomal, un clásico entre los clásicos. Un 100% Tempranillo que ha sabido mantenerse fiel al estilo clásico del auténtico Rioja, pero que, a su vez, se ha adaptado a los nuevos tiempos gracias en parte a una gran campaña de comunicación.

vina-pomal-aribau

Pero a pesar de esa imagen de hípster, lo cierto es que Viña Pomal cuenta ya con una más que extensa carrera a sus espaldas, y es que la primera etiqueta con el nombre de Viña Pomal pertenece a un Reserva Especial de la cosecha de 1904.

El viñedo de Viña Pomal tiene además un gran atractivo: una tradicional caseta situada entre las viñas que lo hace aún más especial y que nos da ya una idea de los años de historia de la marca y la bodega. Plantadas por primera vez a principios del siglo XX, hoy las viñas más antiguas de Viña Pomal se remontan a 1971.

Bodegas Bilbaínas cuenta también con una de las mayores superficies de calados subterráneos de La Rioja construidos a finales del siglo XIX. Una razón más para pasarse por allí estos días y aprovechar para visitar sus viñedos y brindar con un buen vino. Desde la bodega se organizan visitas y diferentes actividades de enoturismo. Eso sí, aunque lo hayas dejado para última hora, procurar llamar antes para cerrar la visita. Y, sobre todo, a la vuelta ¡nos lo cuentas!

bodegas-bilbainas-aribau-02