5 BODEGAS PARA VISITAR ESTAS FIESTAS

Comments off 1179 Views0


Las Navidades acostumbran a ser fiestas para pasar en familia. Pero quien más quien menos necesita algún momento de desconexión entre comida y comida familiar. Una buena alternativa para salir de casa puede ser acercarse a una de esas bodegas que hace tiempo que tenemos ganas de visitar y no encontramos el momento.

Aquí os damos 5 opciones con parada en la Comunidad de Madrid, La Rioja, Mallorca, Navarra o Barcelona.

Can Roda, Santa Maria de Martorelles, Barcelona

Una bodega centenaria y familiar amparada bajo la Denominación de Origen Alella, y cuyos vinos proceden de viñedos octogenarios. Situada en un paraje natural privilegiado como es el Parque Natural de la Serralada de Marina, su proximidad a la capital catalana la convierte en una alternativa más que factible para estos días.

Marqués del Atrio, Mendavia, Navarra

Marqués del Atrio es una histórica bodega que ha sabido adaptarse a los tiempos y que, actualmente, cuenta con unas instalaciones de última generación y la tecnología más avanzada para elaborar vinos de alta calidad. Estas mejoras la han hecho situarse entre las cinco bodegas más grandes de la DOCa Rioja.

Terra de Falanis, Felanitx, Mallorca

Esta bodega isleña recibe el nombre de manos del historiador Miquel Barceló, que utilizaba esta expresión para referirse a su pueblo, Felanitx. Vinos con carácter mediterráneo, y no sólo por la situación geográfica de la bodega sino por su trabajo con otras zonas vinícolas como Montsant o Costers del Segre.

Finca Valpiedra, Fuenmayor, La Rioja

Además de estar situada en una de las zonas vinícolas por antonomasia, Finca Valpiedra ha creado este año una candidatura conjunta con otras bodegas de La Rioja, el País Vasco y Navarra para que la imagen de sus viñedos en otoño sea considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO bajo el título de ‘Paisaje cultural del vino y el viñedo de La Rioja y Rioja Alavesa’.

Las Moradas de San Martín, San Martín de Valdeiglesias, Madrid

Situada en plena Sierra de Gredos, allí donde confluyen la Comunidad de Madrid, Toledo y Ávila, se encuentra esta bodega rodeadas de viñedos centenarios de Garnacha. Una bodega que no sólo rinde homenaje al paisaje sino también a la literatura, empezando ya por el propio nombre de la bodega, tomado de Las Moradas, el último libro que escribió Santa Teresa.