ABADÍA DA COVA, DO RIBEIRA SACRA: VINOS QUE NACEN EN UN ENTORNO RURAL ÚNICO

Comments off 156 Views0


La bodega Abadía da Cova es el resultado de varias generaciones de trabajo en el mundo de la viticultura de la familia Moure. Situada en un entorno rural único y excepcional, en plena Ribeira Sacra (Galicia), su compromiso con esta tierra se remonta hasta los inicios de la propia Denominación de Origen Ribeira Sacra, y es que fueron una de las bodegas que la constituyeron, con el objetivo de impulsar y proteger los vinos y los viñedos de esta espectacular zona vinícola.

Desde sus orígenes, la filosofía de Abadía da Cova ha sido siempre la de elaborar vinos con la menor intervención posible, respetando y protegiendo el medio ambiente con el objetivo final de mantener la autenticidad y la tipicidad de su materia prima para ofrecer unos vinos que cuenten con la máxima garantía de calidad y origen.

Los principios de ecología, respeto y compromiso con el medio, así como la preservación de la zona natural en la que se encuentran, siempre han sido primordiales para esta bodega comprometida con la viticultura de precisión. Todos sus trabajos se realizan de forma manual para conseguir así productos auténticos, sanos y sostenibles que alcancen los estándares de calidad más elevados.

En Abadía da Cova el viñedo actúa como eje vertebrador de unos vinos con características únicas. Aquí, el terroir adquiere una dimensión esencial, ya que no depende exclusivamente del clima y el tipo de suelo, sino también de las condiciones de cada pendiente, de su orientación, insolación y humedad. El objetivo es dar con el punto exacto que mejor exprese las características de cada una de las variedades con las que trabaja la bodega para así cultivarlas solo en el terreno al que mejor se adapten.

Es así como aparece la denominada viticultura heroica. Y es que en la Ribeira Sacra este es el único tipo de viticultura posible, ya que las mejores condiciones para el viñedo se encuentran en las laderas del río (Miño en este caso) con inclinaciones que alcanzan el 70%.

 

Abadía da Cova Rosado Mencía 2018

En Abadía da Cova tienen claro que un vino, además de representar a la tierra de la que provine, debe reflejar el año en que se forjó. Así, cada añada será diferente de la anterior, presentando proporciones ligeramente diferentes de las variedades, así como del tiempo de crianza en barrica o de afinamiento en botella.

Abadía da Cova Rosado Mencía 2018 es un monovarietal que proviene de viñedos de 35 años que crecen en bancales con una pendiente del 64%. De color rosado salmón, en nariz presenta aromas a cerezas y frutos rojos frescos acompañados de algunos matices minerales y florales.

Una vez en boca es de paso ligero y refrescante. De textura a medio camino entre aterciopelada y untuosa, tiene un final redondo y largo. En definitiva, el vino ideal para maridar quesos, ensaladas, arroces o pescados, además de postres frutales para poner el punto final perfecto a una buena comida de verano.