LA SERRA BLANC, DE HERÈNCIA ALTÉS

Comments off 180 Views0


La Serra Blanc, de la bodega Herència Altés, es un 100% garnacha blanca de la Terra Alta. Después de dos meses en contacto con sus lías finas para mejorar las sensaciones en boca y 10 meses más de crianza, este vino se elabora solo en las mejores añadas, y es un vino que tiene un gran recorrido en el tiempo.

En copa, La Serra Blanc muestra una densidad que deja entrever ya todo el potencial de este blanco. Potente en nariz, presenta notas de fruta concentrada y madera que se funden para dejar paso a sutiles aromas de humo y pan tostado.

Una vez en boca, el ligero amargor de la garnacha blanca lo hace complejo y de gusto largo. Un vino ideal para maridar con carnes blancas asadas, risottos, quesos de oveja, ahumados o pescados blancos a la parrilla.

 

Sobre la bodega

La bodega Herència Altés nació como un homenaje a la familia. Cuenta con una superficie de 4.400 m2 y un total de 60 hectáreas de viña en las que predominan las viñas viejas trabajadas en ecológico. Rodeada de viñedos, gran parte de la bodega es subterránea para facilitar su integración en el entorno. Sus modernas instalaciones funcionan gracias a energías renovables, garantizando la insolación térmica natural y el reciclaje del agua de lluvia. En la zona subterránea se encuentra la sala de crianza, proporcionando así la temperatura y la humedad perfectas durante todo el año.