EL SAN JUAN MÁS FAMILIAR, CON LOS VINOS DE ARIBAU

Comments off 418 Views0


La próxima semana se celebra la verbena de San Juan, una fecha muy señalada porque simboliza el inicio del verano. Este año, sin embargo, será un poco diferente. Pese a que a partir del lunes habrá finalizado el Estado de Alarma y, en principio, todo volverá a la “normalidad”, lo cierto es que esa normalidad recién estrenada aún estará muy lejos de aquella a la que estábamos acostumbrados.

Rostros con mascarilla, encuentros sin besos ni abrazos, y todo regado con bien de gel hidroalcohólico no son un gran panorama. Pero, por otra parte, las ganas de celebrar y de reencontrarnos con los nuestros son indiscutibles. Así que, si eres de los que prefiere quedarse en casa este San Juan, te proponemos un cuarteto de vinos ganador para que tu verbena luzca como la que más.

Un vermut, Musugorri

Lo mejor es empezar la fiesta brindando con un vermut. Acompañado con algo de picoteo, es sin duda la mejor manera de hacer tiempo mientras van llegando todos los invitados. Musugorri, además de un vermut solidario, es un fiel reflejo de la zona de la que procede, La Secuita (Tarragona). Se elabora de forma tradicional y 100% natural, y tiene un suave amargor y un delicado dulzor que lo hacen equilibrado a la vez que persistente.

Empecemos con los blancos: Saltimbanqui

Para los entrantes podemos optar por un blanco: Saltimbanqui, un verdejo con Denominación de Origen Rueda que hará las delicias de los comensales. Refrescante y fácil de beber, será la mejor opción para quien prefiera algo más ligero para acompañar la cena.

Y seguimos con el tinto: Cargol Treu Banya

Y como siempre hay quien se declara más fan de los vinos tintos, aquí va nuestra apuesta: Cargol Treu Banya, un coupage de tempranillo, garnacha tinta, merlot y syrah con Denominación de Origen Costers del Segre. Un vino con crianza y muy versátil a la hora de maridarlo: será el acompañante ideal para carnes rojas, asados, jamón serrano o quesos curados, pero también para una pizza, si de lo que se trata es de que sea una fiesta un poco más informal.

Y para rematar, un cava rosé

Una vez que han desfilado todos los platos de la cena, llega la ansiada coca, un postre sin el que -con permiso de las hogueras y los petardos- San Juan sería una noche más. Y ya que este San Juan es especial por partida doble, ¿por qué no brindar con una cava también especial? I Tant Cava Brut Nature Rosado es un cava 100% pinot noir, de brillante color cereza y matices salmón, y una burbuja fina y persistente. Un cava goloso perfecto para poner el broche de oro a un San Juan que, sin duda, será más que especial.