UN PASEO ENTRE VIÑAS CON SIGLOS DE HISTORIA

Visitar la bodega Abadía de Poblet es una de esas experiencias que gustarán tanto a los amantes de la historia como a los winelovers. Construida en el año 2000, se alza junto al monasterio de Poblet, un monasterio de monjes cistercienses que siguen la Regla de San Benito desde su fundación en 1150.

Fueron ellos, los monjes de Poblet, los que ya en el siglo XVI trajeron desde Borgoña los conocimientos necesarios para trabajar la uva Pinot Noir, el símbolo diferenciador de este proyecto que debe su creación al deseo de la antigua comunidad cisterciense por recuperar la tradición vinícola de este territorio.

Leer más