‘BELLE EPOQUE BLANC DE BLANCS 2004’, DE PERRIER-JOUËT

Comments off 358 Views0


Belle Epoque Blanc de Blancs 2004 es una expresión exquisita del Chardonnay en su forma más pura. Elaborado a partir de una sola cosecha, una sola variedad y un solo terroir, el ensamblaje de este champán es un trabajo de gran precisión.

Está elaborado a base de uvas Chardonnay provenientes exclusivamente de dos parcelas legendarias situadas en el corazón de la Côte des Blancs, parcelas que han sido propiedad de la bodega Perrier-Jouët desde principios del siglo XIX, cuando su fundador, Pierre-Nicolas Perrier, identificó su potencial para producir la expresión más pura del Chardonnay.

Belle Epoque Blanc de Blancs es un champán claro y brillante, con matices verdes y una burbuja persistente. En nariz desprende generosos y delicados aromas a flor de lila y frutas blancas como el pomelo, entremezclados con toques de naranja confitada, vainilla y crema que le aportan una sutil riqueza al conjunto.

Una vez en boca resulta fresco y con un punto picante. Delicado pero dinámico, seduce inmediatamente al paladar. Un champán para grandes ocasiones, resultando especialmente placentero al paladar si se marida con caviar, vieiras o langosta. Aunque simplemente como aperitivo ya es una experiencia absolutamente perfecta.

 

Sobre la bodega

Desde su fundación en 1811, la Maison Perrier-Jouët ha elaborado vinos elegantes y florales de exquisita finura y con un toque de Chardonnay como símbolo de distinción. Gracias a su magnífica ubicación, sus viñedos -fundamentalmente de Chardonnay- rayan hoy la perfección, tal y como demuestran los criterios de evaluación de la Denominación de Origen Champagne (AOC).