CAN RODA, UN CELLER FAMILIAR D'HISTÒRIA CENTENÀRIA

Pese a que la bodega arrancaba su andadura en 2010 amparada en la Denominación de Origen Alella, de Can Roda puede decirse que es una bodega centenaria, no sólo por la historia de la masía en la que se encuentra ubicada, que data de 1864, sino también porque sus vinos proceden de viñedos octogenarios, recuperados del olvido hace apenas una década.

Situada en un paraje natural privilegiado que pertenece al Parque Natural de la Serralada de Marina, su proximidad a Barcelona la convierte en una bodega muy interesante de cara al enoturismo. La bodega cuenta con 7 hectáreas de viñedo de donde salen vinos elaborados con Pansa blanca, la variedad emblema de la zona, pero también de Moscatel, Merlot, Cabernet, Syrah y Garnacha.

Llegiu més