CUANDO LA RUTINA DEJA DE SER LO NORMAL

Comments off 387 Views0


Estamos viviendo días raros. A estas alturas esto es ya algo más que evidente. Las tiendas están cerradas, los bares y restaurantes que dan vida a nuestras calles han echado la persiana, no hay gente por la calle y hemos llegado a hacer realidad eso del teletrabajo que, hasta hace solo unos días, parecía algo imposible de poner en práctica.

Nuestras rutinas han dado un giro de 180º, y aquello que antes nos suponía algo agotador y hasta aburrido por ser nuestro día a día, ha pasado a ser algo tremendamente deseado. La rutina. A todos nos encantaría en estos momentos recuperar la ahora tan ansiada rutina.

Pero la realidad es que esta tardará en volver a nuestras vidas, y todos debemos acostumbrarnos a esta nueva situación, al menos, durante el tiempo que las autoridades han marcado como Estado de alerta.

Sin embargo, y a pesar de todo, desde Aribau queremos sumarnos a toda esa oleada de optimismo que recorre cada tarde nuestras calles en forma de aplausos que se alargan durante minutos y minutos. También nosotros queremos enviar un BRAVO bien alto a todos los que están trabajando estos días para garantizar nuestra atención médica, nuestra protección y nuestra seguridad. Gracias a todos, de corazón.

De igual manera, queremos enviar desde aquí nuestro sentimiento de solidaridad a todos los damnificados de esta emergencia sanitaria y enviarles todo nuestro ánimo y cariño en estos duros momentos.

Y es que estamos convencidos que, gracias a la solidaridad, así como a través del esfuerzo colectivo y la responsabilidad social, conseguiremos dejar atrás esta situación más pronto que tarde y, además, salir reforzados de ella.

Son las situaciones difíciles las que nos ponen a prueba como sociedad. Y ahora, todos debemos dar la talla para paliar los daños de esta situación tan excepcional que nos ha tocado vivir.

#yomequedoencasa #joemquedoacasa