‘PRADOS COLECCIÓN GARNACHA’, DE PAGOS DEL MONCAYO

Comments off 169 Views0


El tinto varietal Prados Colección Garnacha forma parte de la gama de vinos premium de la bodega Pagos del Moncayo, propiedad de la familia Aibar que, en una apuesta clara por volver a las raíces, construyó su bodega a las puertas del Monasterio de Veruela, cuna del vino en el Campo de Borja y lugar que vio nacer los primeros vinos de garnacha allá por el siglo XIII.

La garnacha que da vida a este monovarietal procede del viñedo más antiguo de la familia, situado a unos 400 metros de altitud, y trabajado de manera artesanal. De cultivo biológico y con controles de rendimiento, se descarta el 50% de la uva para asegurar la máxima calidad del producto y, además, se pisa la uva -siguiendo el método tradicional- en lagares abiertos para obtener el máximo carácter del mosto y minimizar el daño a pieles y pepitas.

Con 10 meses en barrica de roble francés y americano, Prados Colección Garnacha lleva los matices afrutados de la uva garnacha mediterránea a su máxima expresión, mientras que mantiene la frescura natural gracias a su cercanía al Moncayo. De color rubí oscuro, en boca presenta toques especiados de romero y tomillo junto a notas de vainilla y café procedentes de su paso por barrica.

Su gran equilibrio y complejidad, así como unos taninos redondos, hacen de Prados Colección Garnacha el vino ideal para acompañar carnes rojas y guisos de esos que apetecen tanto ahora que empieza a llegar el frío.

 

Sobre la bodega

La bodega Pagos del Moncayo, perteneciente a la Denominación de Origen Campo de Borja, se encuentra situada a los pies de la Sierra del Moncayo (Aragón). Su hecho diferencial consiste en que todo el trabajo en el viñedo, desde la poda hasta la vendimia, se realiza de manera manual, y han recuperado también prácticas tradicionales como el pisado de las uvas.

Este compromiso de la bodega con la elaboración artesanal le ha valido el reconocimiento como referente europeo en la elaboración sostenible de vino. Así, sus vinos incorporan una Eco-Etiqueta que certifica que los niveles de emisión de la bodega están muy por debajo de la media europea, garantizando así su sostenibilidad y respeto por el medioambiente.