TAPÓN DE CORCHO, ¿ES SIEMPRE LA MEJOR OPCIÓN?

Comments off 131 Views0


El tapón de corcho en los vinos es el más habitual. Pese a que cada vez hay más alternativas, el corcho sigue teniendo ese halo romántico con el que es difícil competir. De hecho, son muchos los que aún consideran que si un vino no tiene tapón de corcho es porque no es lo suficientemente bueno.

El tapón 100% de corcho es el más natural posible. Se fabrica con corteza de alcornoque, y lo ideal es que sea de una sola pieza. Pero su producción tiene un alto coste, y de ahí que hayan ido surgiendo sucedáneos, como los tapones de corcho aglomerado.

Sin embargo, y pese a que ciertamente el corcho es uno de los materiales que mejor conservan el vino, también tiene algunos peligros que es importante no dejar de lado. De entrada, es imprescindible tener en cuenta que un buen tapón será siempre aquel que mejor preserve el producto.

De hecho, la mayoría de defectos del vino se pueden producir a consecuencia del tapón. Seguro que más de una vez habréis oído la expresión “este vino tiene corcho”. Es lo que se conoce técnicamente como TCA, y es ese olor como a humedad, a moho, que puede tener el vino, y que lo deja sin su habitual olor a frutas. Cuando esto sucede, suele ser a consecuencia del contacto del vino con un corcho en mal estado, y si bien es cierto que puede hacer que un vino sea imbebible, es importante aclarar que no supone un problema para la salud.

Por otra parte, también hay quién considera que el tapón de corcho es la mejor elección para los vinos de guarda. Sin embargo, no hay que olvidar lo que acabamos de decir. Es cierto que es uno de los mejores conservantes, ya que facilita la microoxigenación del vino, pero también es cierto que, un mal tapón de corcho, puede cargarse el mejor vino.

En cualquier caso, la decisión de si usar o no corcho en un vino debe ser del enólogo ya que, pese a que hay muchos condicionantes para la perfecta conservación de un vino, el tapón será en última instancia el máximo responsable de su correcta evolución. Y aquí, lo cierto es que el corcho se ha ganado por derecho ser considerado el tapón rey. Y estamos seguros de que, a pesar de la dura competencia, seguirá siendo así por mucho más tiempo.