‘KRIPTA’, UN PROYECTO PERSONAL HECHO CAVA

Cuando Agustí Torelló Mata, hijo de sastres y músicos, se introdujo en el mundo del cava, era aún muy joven. Ya para entonces tenía las cosas claras. La pasión por su profesión lo convirtió en pionero en el sector, inaugurando en 1953 el primer laboratorio de análisis de vinos en Sant Sardurní d’Anoia, la capital del cava.

Gracias a la dedicación de la familia, la empresa empieza a elaborar sus cavas. Vinos con personalidad única y arraigados al territorio. Respetuosos con el suelo y el clima, el proceso y la tradición, y manteniéndose fieles a las variedades autóctonas (Macabeo, Xarel·lo, Parellada y Trepat) tradicionales de la zona en la que se afincan, el Penedés.

Leer más